Osteopatía y embarazo

Consulta de Osteopatía en el embarazo. Clínica Cubela, Pontevedra.

El embarazo produce el mayor cambio postural que el cuerpo de una mujer jamás haya experimentado. A medida que el bebé crece en el útero y se gana peso extra, el centro de gravedad se altera dando lugar a cambios posturales de una semana a otra. Esto puede llevar a una variedad de dolores y molestias.

Esperar un bebé es una experiencia única y especial; enormes cambios físicos, hormonales y emocionales tienen lugar en un período de tiempo relativamente corto. El cuerpo tiene que adaptarse al aumento de peso extra.

Esto puede ser particularmente difícil si ya tienes un niño en la familia, especialmente cuando lo llevas y lo levantas de la silla del coche y cunas. Puede que aparezcan molestias de espalda, pelvis, las costillas o las caderas, y también puede que resulte incómodo, o incluso doloroso, hacer cosas sencillas como caminar, sentarse o darse la vuelta en la cama.

Problemas como estos son tan comunes en el embarazo que a menudo se consideran normales. Esto no debería significar que tengas que sufrir. El dolor o las molestias son una señal de que tu cuerpo está luchando por adaptarse a su nueva forma y necesita ayuda.

La osteopatía puede ayudar a aliviar numerosos dolores y molestias relacionados con el embarazo, así como condiciones más específicas como el dolor pélvico y de la ingle.

Cualquier desequilibrio en la pelvis y los ligamentos pélvicos puede afectar a la posición del bebé. Los osteópatas utilizan técnicas suaves para corregir esto y también pueden aconsejar sobre la postura y las posiciones apropiadas antes del parto y para el nacimiento.

Nuestro objetivo es ayudar a mejorar su calidad de vida, permitiéndole disfrutar de su embarazo. La seguridad de la madre y del bebé es nuestra principal preocupación, y los osteópatas de Clínica Cubela están altamente capacitados para tratar los asuntos prenatales. La osteopatía es perfectamente segura en todas las etapas del embarazo.

Un control postparto después de la llegada de su bebé también puede ayudarle a recuperarse del nacimiento. El tratamiento tiene como objetivo aliviar suavemente los músculos doloridos y cansados, y reequilibrar la pelvis. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda por la lactancia materna y por levantar al bebé.

Los osteópatas de la clínica cubela, trabajan en conjunto con otros profesionales de la salud, como asesores de lactancia para dar consejos posturales relacionados con la lactancia.